Vio, dio, fue y fui no llevan tilde

COMPARTIR

Mientras formaba parte de la Junta de Directores de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos en Estados Unidos (National Association of Hispanic Journalists –NAHJ), junto con Guillermo Martínez (Miami Herald), María Elena Salinas (Univisión) y Jesús Rangel (New York Times), entre otros, impartí un seminario de actualización para periodistas de Radio y Televisión que incursionaban en la prensa escrita.

En una parte del seminario tratábamos el tema de los monosílabos tónicos, es decir, aquellas palabras de una sola sílaba con acento de intensidad, que no llevan tilde aunque se trate de una palabra aguda.

En la Era de Facebook y los celulares inteligentes, uno omite acentos no por desconocimiento de la gramática, sino para escribir más rápido. Pero hace poco me criticaron un par de amigos indicando que omití la tilde en varios monosílabos. Y como existe confusión en este aspecto, esperé para hacer una nota con más detalles extraídos del indicado seminario. Leonardo Gómez Torrego en su Gramática didáctica del español ofrece los siguientes ejemplos: sal, mar, mes, seis, vio, soy, dio, fue, fui, Dios, fe, y da.

Vio, dio, fue y fui llevaron tilde antes de 1959, pero a partir de ese año se consideró que debían seguir la regla general y, por tanto, es erróneo escribir: vió, dió, fué, fuí.

Las palabras de una sola sílaba, con acento intensivo, no llevan tilde. Ejemplo: sal, mar, mes, seis, vio, soy, dio, fue, fui, Dios, fe, y da.

Hay algunas de esas palabras que llevan tilde debido a que pueden tener doble sentido y la tilde hace la diferencia.

1. dé: forma del verbo dar:

Mi jefe ordena que dé la carta.

de: preposición:

Déjame leer la carta de mi jefe.

2. él : pronombre personal:

Me la dio él y no otra persona.

el: artículo:

El paquete me llegó después de la carta.

3. más: adverbio de cantidad:

No me dieron más cartas para ti.

mas: conjunción adversativa (igual que pero):

Querría ayudarte, mas no sé cómo hacerlo

4. mí: pronombre personal:

Dámelo a mí, que yo se lo daré

mi: adjetivo determinativo posesivo:

Nunca le prestaste tanta atención a mi carta.

5. sé: forma de los verbos saber y ser:

Yo no sé cómo te metes en estos líos. (verbo saber) Sé sincero cuando te pregunte. (verbo ser)

se: pronombre personal y reflexivo:

Yo se lo avisé. (pronombre personal) Se lavaba la cabeza. (pronombre reflexivo)

6. sí: pronombre reflexivo o adverbio de afirmación:

Mi jefe siempre me quiere cerca de sí. (pronombre) Ya te he repetido mil veces que sí . (adverbio)

si: conjunción condicional:

Si me lo hubieras preguntado, te lo hubiera dicho.

En cambio, ti nunca lleva tilde (tí), porque no tiene que diferenciarse de ningún ti átono).

7. té: sustantivo:

Siempre terminas bebiéndote mi taza de té.

te: pronombre personal y reflexivo:

Te lo digo siempre pero nunca me escuchas.

8. tú: pronombre personal:

Tú te las das de listo, y luego…

tu: determinativo posesivo:

Tu carta sólo ha venido a complicarlo todo

Nota: a propósito de Internet, la Real Academia de la Lengua Española, incorporó los términos «tuitear» y «tuit».

(338 Lecturas)

Acerca de Antonio Espinal

Periodista Investigativo y Editor de varias publicaciones en español. Especializado en tecnología de Internet. Presidente de ITS Websites LLC https://itswebsites.com/wp/
Esta entrada fue publicada en Internet. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta